diada-catalunya

Ayer, Francesc de Carreras publicaba un magnífico artículo en la “La Vanguardia” titulado No basta con decir no” . Soy un seguidor habitual de los artículos de Francesc de Carreras con quien discrepo mucho y respeto más.

Me detengo un segundo para llamar la atención sobre el concepto de respetar y tratar con respeto a las personas con las que no se comparte opinión. Esto requiere convicción e interiorización del significado de ser demócrata. Y requiere ser educado, haberse socializado adecuadamente y haber aprendido a ser respetuoso con los demás.  Con todo el mundo. España, ya me he explayado otras veces, es una democracia de muy baja calidad, donde demasiado a menudo se condena y menosprecia la diferencia y la discrepancia.

Francesc de Carreras daba ayer una lección, tanto a los que piensan como él  como a los que no lo hacemos.

Nos dice De Carreras: “Parece que el Gobierno de Rajoy no es partidario de la independencia de Catalunya. Al mismo tiempo, nadie explica los motivos. ¡Hasta ahora sólo se le ha oído decir que no! sin otro argumentono exponen las razones de fondo sobre las desventajas o ventajas de la ruptura, tanto para España como para Catalunya, con argumentos, explicaciones y datos”.

Lo primero que se me ocurre, es si el Sr. De Carreras cree que hay un número de personas significativo, que como él,  sintiéndose españoles, son capaces de presentar el argumentario que él desea. Creo que deben existir, pero me parece que no abundan. En cualquier caso, personalmente -admito cierto sesgo por el hecho de vivir en Catalunya- personas que se identifican con el concepto España y que son capaces de aportar los argumentos que propone De Carreras, sólo las he encontrado en Catalunya. Deben de existir en España. Pero tengo la sensación de que el único argumento que prevalece cuando se trata de justificar por qué Cataluña ha de continuar formando parte de España, es simplemente “porque sí”. No me parece observar ni el sentimiento de necesitar una argumentación más consistente y respetable.

Continúa De Carreras: “¿Qué piensa el Gobierno español sobre este asunto? No se sabeQuizás cree que la unidad de la patria es una cosa sagrada e innombrable (modestamente pienso que es así. Yo no soy experto en Derecho Constitucional como De Carreras,  pero entiendo que la Constitución, cuando habla de “unidad indisoluble”, viene a decir esto…). “El mutismo es total. Seguramente toda una estrategia. Pero quizás una estrategia equivocada”.

Tengo la impresión de que no tienen ninguna estrategia pensada, más allá de la tradición autoritaria -que tantos años de dictadura ha proporcionado a España-, de no querer ni entrar a considerar aquello que les parece obvio. “Cataluña es España y punto”. ¿Alguien cree de verdad que hay muchos españoles con más argumentos? ¿Alguien cree que en algún momento sentirán la necesidad de tenerlos?

Encuentro encomiable la actitud de De Carreras.  Sería lo deseable. Pero me temo que cae de lleno en aquello de “pedir peras al olmo”. Él critica -y lo hace con respeto y criterio- los argumentos del nacionalismo catalán. Pero lo hace después de reconocer que existen cuando dice: “En todo caso los nacionalistas catalanes han adoptado la estrategia contraria: no paran de dar argumentos”.

A mí me gustaría mucho que los nacionalistas españoles diesen argumentos razonables, más allá de los reales (“galgos y podencos”), de los recursos al Tribunal Constitucional y de las salidas de tono de los barones socialistas y del PP en peso, de ciertos militares y de tantos otros. Por no hablar del caciquismo de determinados ámbitos judiciales o de la utilización, dudosamente democrática, de efectivos del CNI, o de la información de Hacienda.

De Carreras, a continuación, habla del caso Escocia (¡) y dice que “el Gobierno británico encargó un estudio histórico, jurídico y político, sobre las causas y consecuencias de su voluntad de independencia ( de los escoceses)” que incluye un dictamen “de dos prestigiosos profesores de la Universidad de Cambridge y de la Universidad de Edimburgo”. Y se pregunta: “¿No sería este un modelo para el Gobierno español?”. A ver, seriamente, ¿alguien puede creer que España es comparable a la sociedad más democrática del mundo, que es la británica? ¿Alguien puede, de verdad, imaginar a los ministros Wert, Margallo, Montoro, entre otros, razonando en estos términos? Yo creo que cualquier estudio sería considerado como una disquisición absurda, que es lo que se sobreentiende –y lamento volver a la torpe referencia- de  “si son galgos o podencos”.

De momento tenemos respuestas típicamente hispánicas, del tipo ”Fundación España Constitucional” promovida por, entre otros, José Bono, Eduardo Zaplana, Rodolfo Martín Villa, Carlos Solchaga, Magdalena Álvarez (“antes partía que doblá”), coherente con lo que pasa día sí día también, que consiste en utilizar la Constitución para hacer pasar como decisiones  democráticas, decisiones que son propias de una forma absolutista de ejercer el poder (anuncio un próximo post sobre el “Patriotismo Constitucional”).

Me gustaría que los nacionalistas españoles tuvieran la actitud inteligente y de respeto de Francesc de Carreras y fundamentasen su acción con argumentos sostenibles y asumibles en democracia y libertad. Pero desgraciadamente no es lo más habitual. Alguno hay. Pero son muy pocos. Me temo que la muestra no es estadísticamente significativa.

NORMES DE PARTICIPACIÓ

Els comentaris estan subjectes a moderació prèvia, per la qual cosa és possible que no apareguin publicats immediatament. Per participar és necessari que t'identifiquis, a través de nom i d'un correu electrònic que mai serà publicat ni utilitzat per enviar correu spam. Els comentaris hauran de ser sobre els temes tractats al blog. Com és lògic, els que continguin insults o siguin ofensius no tindran espai en aquest blog. Els comentaris que no compleixin aquestes normes bàsiques seran eliminats i es podrà vetar l'accés d'aquells usuaris que siguin reincidents en una actitud inadequada.
L'autor no es fa responsable de les opinions i informació continguda en els comentaris.

Un comentario sobre “SOBRE CATALUÑA Y ESPAÑA

  1. Alfonso dice:

    Antes de nada gracias por tus buenas formas, seguro que así se puede debatir la autodeterminación de Cataluña o Galicia (soy gallego, no catalán…)de forma seria. Pero creo que si hay buenos argumentos contra el pretendido derecho de secesión, como por ejemplo, los de este título provocativo: http://www.revolucionnaturalista.com/2012/11/es-la-secesion-estupidos.html#.UjVHPn8reJo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *