Pablo Iglesias images05DOAWXB.jpg

Pablo Iglesias
images05DOAWXB.jpg

Rebelaos contra todo: no hay nada o casi nada bueno… Entrad a saco en la civilización decadente y miserable de este país… penetrad en los registros de la propiedad y haced hogueras con sus papeles, para que el fuego purifique la infame organización social, entrad en los hogares humildes y levantad legiones de proletarios, para que el mundo tiemble ante sus jueces despiertos”.

¿Pablo Iglesias? NO: Alejandro Lerroux. Cordobés que llegó a ser Presidente de la Segunda República en el 1933. Personaje cínico y despiadado, populista y demagogo, manipulador del malestar de las masas.

«Todos los trabajadores, ante la angustiosa situación presente, han de preguntarse a qué se debe el que, a pesar de los constantes cambios de Gobierno, a pesar de haber gobernado las izquierdas, a pesar de los Gobiernos de centro y de derecha, el paro aumente sin cesar, la carestía de vida se haga cada vez más agobiadora y la pugna entre las clases sea cada día más áspera.

Fácil es comprobar la existencia de estos problemas y aun su agravación. Con gobiernos en que figuraban ministros socialistas, todas las calamidades que abruman a la masa obrera no sólo no tuvieron solución, sino que se agudizaron. Con gobiernos de derecha, toda la política se orienta en contra de los productores; empeoran las condiciones de trabajo, se reducen los jornales, aumentan las jornadas, se los persigue, etc.

¿Qué significa esta coincidencia en el fondo de los partidos políticos, sean de derechas o sean de izquierdas? Significa que el régimen de partidos es incapaz de organizar un sistema económico que ponga a cubierto a la masa popular de estas angustias; que tanto unos partidos como otros están al servicio del sistema capitalista.

Mientras la terrible crisis económica actual ha arruinado o está en camino de arruinar a los modestos productores, y la masa obrera sufre como nunca la pesadilla del paro, la cifra de los beneficios obtenidos por los beneficiarios del orden actual de cosas, los dueños de la Banca, es elevadísimo. Así la tarea urgente que tienen los productores es ésta: destruir el sistema liberal, acabando con las pandillas políticas y los tiburones de la Banca». ¿Pablo Iglesias? NO: José Antonio Primo de Rivera (Madrid, 1935)

La democracia de élites, representativa, es contrarrevolucionaria. Un gobierno tomando decisiones encerrado en cuatro paredes, expropiándole al pueblo su soberanía, es contrarrevolucionario”. ¿Pablo Iglesias? NO: Hugo Chávez (Caracas 2012)

Pablo Iglesias no me inspira confianza ni me transmite buenas vibraciones. Dejo a un lado lo “que” dice para centrarme en el “cómo” lo dice, en la forma (agresiva) de expresarse. Admito que es una cuestión de feeling: No me resulta creíble.

Un admirado y respetado colega dice que Pablo Iglesias y sus adláteres son una anécdota irrelevante. Que lo que cuenta y será determinante para el cambio que se vislumbra es la base social que se expresa detrás de estos iconos instrumentales. Que así como en Francia el descontento se expresa mediante la xenofobia y la extrema derecha, en España lo hace a través de tendencias “anarcoides”. Estoy de acuerdo, pero, al final, para conseguir el poder y gestionar el Estado, son necesarias unas élites.

Si revisan el post que publiqué en este blog el 26 de febrero del 2014La calidad democrática y el rol de las élites, en parte puede parecer contradictorio que me centre en un liderazgo personal visible, pero de la misma manera que veo inevitable delegar la gestión del interés general en “élites”, afirmo que: “La democracia, para ser de calidad aceptable, implica trabajar para que los líderes de estas élites y los que forman parte, sean íntegros, actúen en base a un sistema de valores sólido y se caractericen por la virtud, el sentido comunitario y la conciencia de que lo que tienen se lo deben a la sociedad y que se lo tienen que devolver con recursos y/o con aportaciones creativas, pero siempre con integridad y honestidad”. Y aquí es donde duele: no veo ni a Iglesias, ni a los que le rodean, con estas características.

Mi desacuerdo con lo “que” dice Iglesias dista de ser absoluto. A menudo me he referido a todo lo que representa el “palco del Real Madrid” y otros sucedáneos que han proliferado territorialmente con el nefasto invento -por innecesario, ya que el problema sólo lo teníamos catalanes y vascos- de la “España de las autonomías”.

En el post del 2 de marzo del 2014 “Mi visión de España y de las élites españolas”, reproduzco una referencia de Juan José López-Burniol que comparto: “El poder ha sido detentado desde siempre, en España, por un núcleo (hoy político-financiero-funcionarial-mediático), que tiene por objetivo prioritario el control del Estado, al que instrumentaliza al servicio de sus negocios privados, envolviéndose en la bandera del nacionalismo español más hirsuto. A este núcleo, tradicionalmente conocido como ‘Madrid’, se le llama ahora minoría extractiva. Es un auténtico tumor cancerígeno”.

En fin, el post del 29 de mayo del 2014 Desigualdad, equidad e igualdad de oportunidades refuerza, si cabe, la idea que mi problema, más que en lo “que” dice Iglesias y las élites dirigentes de Podemos, está en el “cómo” y en la credibilidad y solidez de los personajes.

En esta “nueva casta” de profesores de universidad, por razones diferentes, confío tan poco como en la citada “minoría extractiva” que, a base de abusar, ha provocado la emergencia de Podemos. No dudo de la legítima indignación de aquellos que aceptan delegarles la representatividad. Pero estos iconos académicos, más que indignación, destilan odio y espíritu de revancha. Y no parecen tener escrúpulos a la hora de manipular a las masas de personas engañadas, estafadas y/o legítimamente indignadas, que padecen y lo pasan mal.

Ni Pablo Iglesias es Gandhi, ni el ideólogo Errejón es Mandela. Ni lo deben pretender. Pero ni ellos, ni las caras que van conformando esta nueva élite, transmiten la nobleza y la solidez de valores de otros personajes públicos con los que deben coincidir bastante en la visión de la realidad social, como por ejemplo David Fernández, Quim Arrufat (CUP) o Joan Coscubiela (ICV-EUA), a quien además de conocer personalmente, le valoro su solidez y la coherencia entre lo que piensa,  lo que dice y lo que hace.

Iñigo Errejón Sevilla.abc.es

Iñigo Errejón
Sevilla.abc.es

En un próximo post añadiré puntos de vista complementarios. De momento, acabo reproduciendo un fragmento de un artículo de opinión sobre Podemos de Félix de Azúa, publicado en “El País” el día 1 de diciembre, titulado “Un partido de profesores”, que empieza describiendo unos hechos que hablan por sí solos del “profesor Errejón” y en el cual, dicho sea de paso, critica amplia y agresivamente a Artur Mas. Dice de Azúa:

Me ha llamado mucho la atención el eco que ha tenido la beca del profesor Errejón. En efecto, un amigo y conmilitón suyo le consiguió una beca sustanciosa (las hay regulares y las hay king size, esta es de las buenas) tras convocar la ayuda de manera que sólo Errejón podía presentarse y presentóse y ganóla (…).

Pero ¿cuál ha sido el escándalo? Aquellos que conozcan la Universidad española desde dentro (yo he dado clases allí 30 años) saben que este procedimiento no es una excepción, sino la regla, la base misma de su funcionamiento (…).

Dicho sin farisaísmos, la Universidad está tan corrompida como las finanzas, los partidos o los sindicatos: es una de las instituciones más corruptas del conjunto institucional español (…).

De hecho, puede decirse que no hay auténtica competencia en la adjudicación de las plazas, en los tribunales de oposición, en los de tesis doctorales, y lo que es más grave aún, la nuestra es una Universidad mineralizada, fosilizada, sin traslados, sin musculatura. Los profesores están atados a su plaza geográfica de por vida. Si a pesar de todo muchos de ellos realizan una labor admirable es gracias a una vocación férrea.

Ahora bien, ¿han oído a Iglesias, a Errejón, o a los dirigentes de Podemos en la sombra presentar un programa de limpieza del mundo universitario español? No lo verán. Están allí acomodados como Blesa y sus chicos en Caja Madrid. La Universidad es su finca y nadie se atreverá nunca a limpiar esos establos. Los jefes de Podemos pueden lanzar a la calle 100.000 individuos en media hora y colapsar una ciudad. ¿Van a decir algo sobre los funestos sindicatos estudiantiles? ¡Cómo van a hacerlo si ellos los controlan! También son ellos quienes deciden quién entra y quién no en su residencia. Cuando revientan actos no lo hacen por ideología (de la que carecen, aparte de un sumario castrismo-leninismo), sino para mostrar quién es el amo de ese mayorazgo (…).

(…) A mí no me escandaliza que Errejón se haya marcado un beneficio estupendo, sobre todo él, que no lo necesita porque es de familia acomodada. Lo que me llama la atención es que esta gente que conoce sobradamente la corrupción universitaria de la que se alimenta aún no haya dicho nada relevante sobre la futura enseñanza en España cuando ellos manden, como no sean cuatro vaguedades idealistas del tipo ‘la Universidad ha de estar al servicio de los pobres’, ya conocen la música (…)”.

NORMES DE PARTICIPACIÓ

Els comentaris estan subjectes a moderació prèvia, per la qual cosa és possible que no apareguin publicats immediatament. Per participar és necessari que t'identifiquis, a través de nom i d'un correu electrònic que mai serà publicat ni utilitzat per enviar correu spam. Els comentaris hauran de ser sobre els temes tractats al blog. Com és lògic, els que continguin insults o siguin ofensius no tindran espai en aquest blog. Els comentaris que no compleixin aquestes normes bàsiques seran eliminats i es podrà vetar l'accés d'aquells usuaris que siguin reincidents en una actitud inadequada.
L'autor no es fa responsable de les opinions i informació continguda en els comentaris.

Un comentario sobre “PODEMOS: DÉJÀ VU VERSIÓN N.0

  1. Trobo simplista pensar en una acció radical socio-econòmica de caire purament nacional o estatal.
    Podemos parla de “casta”, però trobo molt més encertat quan Sami Naïr parla de l'”imperi”,que té una dimensió internacional que no podem ignorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *