Desde el Parc de Salut MAR, hemos procurado -con más o menos acierto- trabajar para la viabilidad y mejora de la institución, en tiempos de recortes. En lo que a mí se refiere, como Presidente del Consejo Rector de la entidad, he procurado hacerlo con lealtad a quien me ha nombrado, que es el Gobierno de la Generalitat.

En 2011 correspondió adoptar medidas duras. Y se llevaron a cabo sin vacilar ni un momento. ¿Por qué? Porque el Consejo Rector y la Dirección estaban convencidos de que era necesario hacerlo y de que se podía hacer. Y porque después de algunos momentos -absolutamente lógicos y comprensibles- de rechazo a determinadas medidas por parte de algún estamento de los centros, la mayoría del personal apostó por el diálogo, la racionalidad y el acuerdo, con gran capacidad de sacrificio y mucha generosidad. Pasar por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en 2011 y firmar un convenio colectivo adaptado a la dureza de los tiempos que nos ha tocado vivir en 2012, exige un grado de responsabilidad y comporta un desgaste que, probablemente, explica que no todos los centros sanitarios hayan hecho lo que hemos hecho nosotros. Merece la pena decir que, además, se ha incrementado la productividad y sin alargar los tiempos de espera, lo que por sí sólo denota una profesionalidad admirable.

Me apresuro en decir que no hemos sido los únicos en hacer los deberes. A la vez expreso mi confianza en que, a pesar de la dureza que, en cualquier caso, caracterizará el presupuesto 2013, se nos reconozca el esfuerzo a todos los que lo hemos hecho y el trato que recibimos no se aplique miméticamente a aquellos que no han respondido adecuadamente. Apuesto por la equidad entendida como se debe entender: que cada uno reciba la respuesta que le corresponda que, por definición, no puede ser la misma en todos los casos. La antítesis de la equidad son los repartos lineales, ya sean a la hora de aplicar incentivos positivos, negativos o recortes.

Cuando hemos recibido por escrito las hipótesis presupuestarias de 2013 (y una vez más quiero subrayar esto, que son hipótesis, datos preliminares), la actitud del Consejo Rector del Parc de Salut MAR ha sido la misma que en 2011: procurar que quede patente qué es lo que se debe hacer, a qué nos podemos comprometer y a qué no, en el caso de que estas propuestas preliminares, acabasen siendo definitivas. En tiempos de incertidumbre, cuando se filtran públicamente informaciones que inducen al error de dar por definitivo lo que es preliminar, se genera desazón y frente a la desazón, es necesaria una respuesta clara y tener un posicionamiento claro.

Como es lógico, nadie mejor que el Consejo Rector del Parc de Salut MAR y sus directivos y mandos, conocen nuestra realidad. Entendiendo que el ejercicio responsable del gobierno de la entidad pasa por exponer claramente a la autoridad sanitaria, qué es posible y qué no es posible, y hacerlo desde la lealtad y el diálogo buscando lo mejor para la entidad, en el marco de las posibilidades del sistema.

Sabemos que formamos parte -muy a pesar nuestro- de lo que llaman Empresas Públicas y Consorcios (EPICs) y, por lo tanto, de lo que se conoce como Sector Público Generalitat. Si de nosotros dependiera volveríamos a las condiciones y posibilidades del extinguido IMAS y lo haríamos de inmediato. Insistimos e insistiremos en esta cuestión, no por el placer de quejarnos y de perder el tiempo en lamentaciones estériles. Insistimos porque tenemos claro que sacarnos de encima la camisa de fuerza que supone ser catalogado como Sector Público Generalitat, es una cuestión de voluntad política que no progresa porque no se prioriza suficientemente. Las consecuencias que tiene para la gestión, la eficiencia y la calidad son altamente nocivas y ya hemos hablado de ello ampliamente. Pero también lo son para el gobierno de la entidad, en la medida que esta situación nos obliga a aprobar, sin posibilidad de incidir, unas previsiones presupuestarias preliminares, para que el Govern pueda hacer una propuesta de presupuesto, sin la cual la negociación con Madrid no es posible. Este terreno, el de la contabilidad presupuestaria, el de las propuestas presupuestarias, no es el nuestro. Este le corresponde al Govern y en último término al Parlament. Nuestra responsabilidad es financiera y de resultados.

Una vez el Parlament de Catalunya apruebe el presupuesto 2013, el que sea, nosotros nos situaremos en el único terreno donde quisiéramos estar, el de la negociación del contrato con el CatSalut y allá expresamente honestamente y en función de lo que la Generalitat nos plantee comprar (y pagar), qué servicios podemos dar y cuáles debemos dejar de dar. En ningún caso aceptaríamos, si llegaran, propuestas de recortes lineales. Nos equivocaríamos mucho y no haríamos ningún favor a nadie. Tampoco al Govern. Estamos con la mejor disposición de acordar, en función de los criterios de planificación que nos marque la autoridad sanitaria, qué actividad dejamos de prestar y/o qué estructuras debemos cerrar, para poder actuar como contraparte firmante del contrato 2013 entre el CatSalut y el Parc de Salut MAR.

La Sra. Ángela Merkel, a pesar de que probablemente ni sabe que existimos, por desgracia no está tan lejos del Parc de Salut MAR como podría parecer. La semana pasada, George Soros dijo en Frankfurt que Alemania debía escoger entre los eurobonos o salir de la zona euro. Pero no hace ni una cosa ni la otra. La Sra. Merkel insiste en que, a pesar de entender la dureza de los sacrificios que hace la población, en especial la del sur de Europa, de momento no hay ninguna opción. En este marco, el Gobierno español está a la espera de que Bruselas le comunique hasta que punto le permitirá relajar el objetivo de déficit público. Siguiendo la cadena, la Generalitat está pendiente de cómo se trasladará esta decisión al presupuesto catalán y, sobre todas estas hipótesis, el Parc de Salut MAR, como todos, forma parte del sector público Generalitat, se debe adaptar al escenario presupuestario real que, insisto, hoy por hoy no se conoce. Pondremos todo el empeño en hacerlo. Pero seremos muy sinceros a la hora de explicar a qué nos obliga este terremoto que tiene el epicentro en Alemania.

Para terminar una tímida sugerencia. Dado que el peaje para ser españoles asciende alrededor de 200.000 millones de euros anuales y dado que el Ejecutivo español no nos paga lo que nos debe (¡¡mientras la Junta de Extremadura va anunciando rebajas de impuestos y bonificaciones fiscales!!), ¿no podríamos, como se hizo hace años, dejar de pagar -a cuenta de lo que nos deben- las cuotas de la Seguridad Social y/o el IRPF?. Ya me imagino que alguien me dirá que la represalia sería mortífera financieramente hablando. Sin embargo nuestros queridos compatriotas encargados de gobernar el Reino de España, ¿no nos están ya matando lentamente de inanición?

NORMES DE PARTICIPACIÓ

Els comentaris estan subjectes a moderació prèvia, per la qual cosa és possible que no apareguin publicats immediatament. Per participar és necessari que t'identifiquis, a través de nom i d'un correu electrònic que mai serà publicat ni utilitzat per enviar correu spam. Els comentaris hauran de ser sobre els temes tractats al blog. Com és lògic, els que continguin insults o siguin ofensius no tindran espai en aquest blog. Els comentaris que no compleixin aquestes normes bàsiques seran eliminats i es podrà vetar l'accés d'aquells usuaris que siguin reincidents en una actitud inadequada.
L'autor no es fa responsable de les opinions i informació continguda en els comentaris.

3 comentarios sobre “EL EJERCICIO DE LAS RESPONSABILIDADES COLECTIVAS EN LA INCERTIDUMBRE: EL CASO DEL PARC DE SALUT MAR DE BARCELONA.

  1. Xavi dice:

    Com a treballador del consorci que presideix, seria tant amable de resoldre’m algun dubte que se’m planteja. Si pot ser en un llenguatge comprensible per no versats com jo, millor que millor.

    “En cap cas acceptaríem, si arribessin, propostes de retallades lineals”
    Que son retallades lineals? De quin tipus de retallades acceptaríen?

    Quan diu: “Les conseqüències que té per a la gestió, l’eficiència i la qualitat (el fet de ser EPIC) són altament nocives i n’hem parlat abastament” vol dir que es partidari de deixar que entri més caplital privat al consorci. Està a favor de privatitzar més serveis dels que ja n’hi han? Serveis directament assistencials?

    Es veu capaç d’assegurar que la partida salarial, no patirà cap estocada més?

    Gràcies per endavant i fins aviat.

    Xavier

    1. josepmariavia dice:

      Xavier,
      Et remeto a la resposta que t’he donat en el blog del PSMAR
      JM Via

  2. Es una reflexió molt correcta la que fa l’autor, en aquest escrit. Si durant els anys 2011 i 2012 el Parc Salut Mar ha fet un esforç de gestió tan econòmica com de productivitat , per que ha de tenir el mateix tracte que altres organitzacions que no l’han fet. Aquí no si val aixo de que tots hem de tornar a esforçar-nos linealment. El Gobern de la Generalitat hauria de reconèixer a aquelles organitzacions, que amb l’esforç de tots els seus treballadors i equips directius, han assolit acords per buscar la viabilitat futura de l’organització.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *